Miles de personas se manifestaron ayer en las principales ciudades españolas para reclamar al Gobierno una pensión digna. En Las Palmas de Gran Canaria, los manifestantes cortaron el tráfico en la confluencia entre la calle Pérez del Toro y Juan XXIII.

En las movilizaciones se exigieron subidas que al menos compensen el ritmo de la inflación para no perder poder adquisitivo como sucede ahora.

Durante la movilización, convocada por la coordinadora estatal por la defensa del sistema público de pensiones, y respaldado por los principales sindicatos, los manifestantes expresaron su descontento con las políticas del Gobierno central.

No aceptan la «humillante» subida del 0,25% de la pensión que ha hecho el Gobierno.

Las movilizaciones transcurrieron sin incidentes.