La caída del turismo alemán, uno de los principales factores que está lastrando el sector en Canarias, se está cebando especialmente con Fuerteventura y La Palma, muy dependientes de este mercado.

La isla majorera recibió en los primeros seis meses del año un 19,2% menos de visitantes de Alemania, sufirendo una pérdida de 77.324 turistas. Su turismo foráneo global cayó un 11,1% en el primer semestre del año, con 107.406 visitantes menos. La caída global de turistas fue de un 9,3%, pasando de 1.023.033 visitantes a 928.148, casi 95.000 menos.

Ni al sector público ni al sector privado les pilla este descenso por sorpresa. Desde el Patronato de Fuerteventura aseguran que se ralizará un esfuerzo mayor en estrategias de promoción turística y en lograr captar más rutas aéreas.

Una de las primeras medidas es reunirse mañana en Munich con representantes de dos turoperadores importantes, tratando de recuperar la cuota de turistas perdidos.

En el caso de La Palma, el mercado germano descendió un 9,3% entre enero y junio, perdiendo 5.449 visitantes.

Esta Isla sufre el mayor descenso en cuanto a turistas extranjeros, con una caída del 16,1%. Son 20.504 visitantes menos. La caída global fue del 12,4% en el primer semestre, 18.128 turistas menos entre extranjeros y nacionales, aunque estos últimos sí que subieron.

El Cabildo de La Palma hará un mayor esfuerzo en la promoción de mercados tradicionales de la Isla, como Holanda, Alemania, Reino Unido y Bélgica, además de buscar acuerdos para aumentar la conectividad.