Los sindicatos CCOO y UGT solicitaron ayer en rueda de prensa la modificación de algunos aspectos de la reforma laboral de 2012, ante el temor a una rebaja de salarios en la segunda mitad de año.

Los líderes de ambos sindicatos incidieron en que, ante la crisis económica, muchas empresas pueden buscar fórmulas para devaluar salarios amparándose en las herramientas que dicha reforma laboral les brinda.

Para evitar despidos, insisten en la necesidad de prolongar los ERTE vinculados a la pandemia durante el tiempo que sea necesario, garantizando las condiciones mientras dure la causa de fuerza mayor.