Los hoteles canarios han disparado sus ingresos en los últimos años de bonanza, generando el mayor nivel de facturación de toda España y liderando también el volumen de empleados y el gasto en salarios.

No obstante, los resultados de los alojamientos turísticos canarios han comenzado a retroceder este invierno por primera vez en años. Los apartamentos acumulan cinco meses de caídas en las pernoctaciones, y los hoteles, tres. Pero la rentabilidad del negocio ha seguido creciendo por el alza de precios negociada un año atrás.

Canarias ha aprovechado su ventaja competitiva durante estos últimos años marcados por los problemas en destinos competidores que ahora comienzan a levantarse.

El Archipiélago concentra la quinta parte del sector del alojamiento de toda España: sus establecimientos turísticos acaparan el 21,5% del total de la cifra de negocios del país y un 19,2% del personal ocupado, con datos de 2015.

El conjunto de la oferta de alojamientos sumó ese año un volumen de negocio de 20.129 millones de euros en toda España, 4.317 millones en Canarias. Además, en 2015 se contabilizaron 51.399 ocupados en los hoteles, apartamentos y el resto de la oferta turística canaria, por delante de Baleares (44.266); y Cataluña (42.750).

Las islas destinaron ese año un total de 1.096 millones de euros al pago de sueldos y salarios, el 21% del total de 5.191 millones de euros para toda España, liderando también esta estadística.