Los empresarios canarios pidieron ayer al Gobierno «medidas urgentes de estímulo y reactivación económica» tras la caída del Indicador de Confianza Empresarial (ICE), que sitúa a Canarias a la cola de la media nacional, con una bajada del 1,18%, tras haber mantenido una tendencia positiva en los últimos meses.

Los datos corresponden al segundo trimestre de este año y a las expectativas de los empresarios en la actividad de su negocio para los próximos tres meses. Entre las medidas económicas que piden las Cámaras de Comercio Canarias destacan la simplificación de normativas y trámites, la agilización del planeamiento urbanístico, planes sectoriales de dinamización y políticas activas de empleo.

Los datos indican que un 19% cree que ha mejorado la situación, frente a un 24% que cree que ha empeorado respecto al trimestre anterior. En las expectativas los datos mejoran con respecto al próximo trimestre y un 21,7% cree que mejorará la situación de su negocio.