El crecimiento del PIB de Canarias se colocó a lo largo de 2015 por debajo de la media española, que se elevó a un ritmo del 3,2%, frente al 2,8% registrado en las Islas. El año anterior ocurrió lo contrario.

Esos cambios de tendencia justifican que Canarias, pese a elevar su tasa de crecimiento en 0,6 puntos en 2015 respecto al ejercicio 2014 (pasa del 2,2% al 2,8%), se haya distanciado de la renta por habitante en España, con el 85,5% de esa media en 2015 para las Islas, lo que supone alejarse en 0,5 puntos respecto al nivel registrado el año anterior, con el 86%.

Así, pese a que la economía canaria ha mejorado su crecimiento de un año a otro, eso no ha supuesto acercar la renta por habitante del canario a la media del país.

Al cierre de 2015, la renta per cápita española se situó en 23.290 euros, por los 19.900 del Archipiélago, el quinto peor registro por autonomías. Madrid lidera este ranking con 31.812 euros, 11.912 más que los canarios.