El Gobierno de Canarias ha decidido intentar solucionar el conflicto de la Sociedad de Avales de Canarias, generado tras la dimisión de los cuatro consejeros procedentes de la extinta entidad de Las Palmas (Sogapyme), que denuncian un desequilibrio hacia Tenerife, tomándose decisiones contrarias a una gestión eficiente.

El consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, Javier González Ortíz, ha convocado a un encuentro la próxima semana a las organizaciones empresariales de las dos provincias, la CEOE y la CCE, que la pasada semana decidió plantar al presidente del Gobierno, Paulino Rivero. La patronal de Las Palmas no acudió a la reunión convocada por Rivero para el REF como medida de protesta ante el conflicto.

La CCE ha remitido una carta al Banco de España en la que reclama su intervención.