España suspendió desde ayer las llegadas procedentes de Reino Unido, salvo en el caso de residentes y ciudadanos nacionales.

La nueva cepa del Covid-19 descubierta en Londres ha hecho saltar las alarmas. Tiene mayor capacidad de transmisión, aunque no parece ser más letal.

Una veintena de países ya han adoptado la misma medida.