Las reservas de turistas británicos en Canarias para el verano de 2018 solamente han subido un 1%, en contraste con el crecimiento de los últimos años.

Las perspectivas con el mercado británico siguen siendo positivas a corto plazo, aunque se prevé una ralentización de la demanda a partir del próximo verano. Las reservas de turistas del Reino Unido para la temporada de invierno se han incrementado un 9%.

Sin embargo, para la próxima temporada de verano se espera un crecimiento tan solo del 1%.

El último informe del Servicio de Política Económica del Gobierno de Canarias, descarta que el enfriamiento de las reservas tenga que ver, de momento, con el brexit. Pero el estudio insiste en que hay que avanzar en la diversificación de los mercados turísticos y en la segmentación para atraer a clientes con mayor capacidad de gasto.

Además, el sector agrícola canario es, junto al turístico, el más expuesto al brexit. Y en los nueve primeros meses de 2017 las exportaciones a Reino Unido han bajado un 20,6%.

La nueva Comunicación de la Comisión Europea sobre las RUP debería preservar las ayudas del Posei y al transporte de mercancías agrícolas que se exportan al Reino Unido.