Los empresarios y trabajadores del pequeño comercio han dado un ultimátum al Ayuntamiento, al que exigen que solicite al Gobierno canario antes de que comience el próximo mes que de por finalizada la autorización que tienen ahora Las Arenas y El Corte Inglés para abrir todos los domingos y días festivos entre octubre y mayo, a través de la declaración como zonas de gran afluencia turística. Sólo están dispuestos a aceptar la liberalización horaria de El Muelle.

El concejal de Comercio, Pedro Quevedo, todavía no ha aclarado qué va a pasar con Las Arenas y El Corte Inglés. El pasado miércoles se reunió con los representantes del pequeño comercio y volvió a pedirles datos sobre la creación de empleo registrada en Mesa y López y Las Arenas, después de la declaración de estas áreas zonas de gran afluencia turística.

Representantes del pequeño comercio han mostrado su malestar por el retraso del Ayuntamiento en adoptar una decisión para acabar con la apertura dominical de esas grandes superficies que está “haciendo un daño tremendo a las pymes”. Preparan movilizaciones de protesta en caso de que siga sin aclararse la situación.