Los precios subieron un 0,4% en junio respecto al mes anterior en Canarias, una décima menos que el dato nacional.

El encarecimiento del petróleo condiciona esta subida de los precios en el Archipiélago, que acumulan cuatro meses consecutivos de aumentos.

Pero el crudo todavía se vende muy por debajo de lo que se hacía en junio de 2015, por lo que en términos interanuales la inflación se mantiene en negativo en Canarias.

El mes pasado los precios eran un 0,7% más bajos que en junio de 2015, frente a la reducción del 0,8% en el conjunto del Estado.

La Confederación Canaria de Empresarios (CCE) de Las Palmas recalcó ayer que la inflación subyacente, aquella que descuenta el efecto sobre los precios de los componentes más volátiles de la inflación, continúa arrojando un resultado positivo, con un ascenso del 0,5% interanual dentro de un contexto de recuperación del consumo.

En toda España, el encarecimiento de los carburantes y de la electricidad ha atenuado dos décimas la caída de IPC, hasta el 0,8%.