El hallazgo de un nuevo yacimiento de gas cercano a las costas de Mauritania, a 1.200 kilómetros al sur de Canarias, supondrá la atracción de mayor actividad económica para el Archipiélago.

Además de beneficiar a la propia Mauritania, también beneficiará a los puertos canarios, que se convertirán en puntos de logística de servicios y de suministro cualificado.

Así lo expresó ayer el consejero de Economía del Gobierno canario, Pedro Ortega, que resaltó también que este hallazgo estrechará aún más los lazos de colaboración y desarrollo con Mauritania, que participa en el programa europeo de cooperación territorial con Madeira, Azores, Cabo Verde, Senegal y Canarias, con una dotación de 130 millones de euros hasta el año 2020, y que está financiado al 85% por fondos europeos.

El presupuesto de este programa se destinará principalmente a proyectos de colaboración en materia de innovación, competitividad e internacionalización de las empresas, junto a investigación y protección del medio ambiente.