El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega, y la secretaria general de la Industria y de la Pyme, Begoña Cristeto, han alcanzado un acuerdo para 2018 por el que las industrias no tendrán la obligación de presentar un aval por el importe del 10% del préstamo a la hora de solicitar la ayuda del programa de reindustrialización Reindus.

Ambos dirigentes se reunieron para analizar una lista de propuestas que faciliten el acceso de las industrias canarias a las ayudas a la reindustrialización dispuestas en dicho programa.

El objetivo del Ejecutivo canario es flexibilizar las condiciones financieras e incluir nuevos criterios de valoración. Además, se pide ajustar los tipos de interés de los préstamos a los tipos de mercado.

También ha pedido el Gobierno autonómico ampliar el plazo de convocatoria del Reindus a todo el año 2017, para dar más tiempo al empresario para planificar la elaboración y ejecución de sus proyectos.

Canarias requiere que las ayudas a la reindustrialización puedan compatibilizarse con otras subvenciones concedidas por otros departamentos o entes públicos, siempre que las empresas cumplan la normativa.