El gasto de las familias canarias creció en 2015 un 1,1% respecto a 2014, situándose en los 23.372 euros de media. Es la segunda subida anual consecutiva.

El incremento se queda por debajo del 1,4% del conjunto de España y, además, el presupuesto de los hogares del Archipiélago es, junto al de Extremadura, el más bajo del país.

Los gastos que más subieron en 2015 entre los canarios fueron los destinados a los hoteles, cafés y restaurantes, al situarse en los 2.027,7 euros, un 14,6% más que en 2014. También creció el presupuesto dedicado al ocio, espectáculos y cultura, hasta los 1.311,88 euros, un 13,9%; y a la salud, con 870,53 euros, un 12,5% más.

La partida más importante se destinó a la vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, que representó el 29,8% del total del gasto de los hogares, con una media de 6.963 euros en 2015. Le siguió el gasto en alimentos y bebidas no alcohólicas, 16,7% del presupuesto con un desembolso medio de 3.904 euros.

Cayó de forma importante el gasto en transportes, hasta los 2.893 euros (-13,2%); y en la enseñanza, que se quedó en 291 euros (-1,7%). Se mantuvo sin grandes cambios el gasto en mobiliario (976 euros, un -0,1%); o en comunicaciones (815 euros, -0,7%).

El gasto por familia solo fue inferior en Extremadura (22.493 euros); y la media nacional en España se situó en 27.420 euros.