Todos los municipios de Gran Canaria excepto Firgas, y el Cabildo de la isla ratificaron ayer su oposición a que el Ejecutivo regional aplique un criterio distinto al del REF para distribuir los fondos del IGTE.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, destacó que los alcaldes grancanarios se reafirman en los acuerdos adoptados anteriormente en el mismo sentido en el seno de la Fecam y la Fecai, indicando que se trata de la posición mayoritaria de la isla.

El presidente del Gobierno regional, Fernando Clavijo, recalcó que los ejes del plan de desarrollo de Canarias, al que se destinarán los 160 millones de euros del extinto IGTE, crearán empleo a corto plazo, y recordó que las prioridades son la innovación, las infraestructuras y las políticas activas de empleo.