Un informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), sobre “Las finanzas autonómicas en 2017 y entre 2003 y 2017”, revela que Canarias, la Comunidad Valenciana y Andalucía son las autonomías en las que menos ha crecido el gasto desde el inicio de la crisis. País Vasco, Cataluña y Aragón presentan los mayores crecimientos acumulados.

En el estudio se analiza la evolución de las finanzas regionales desde 2003, primer año en el que todas las comunidades fueron responsables de la gestión de la sanidad durante el ejercicio completo, hasta el presente, con especial atención a 2017.

Se deduce un fuerte incremento del gasto entre 2003 y 2009, que se traduce en un rápido deterioro de la situación financiera con el inicio de la crisis, especialmente en 2010 y 2011.

Hasta 2013 se observa una mejora significativa de los saldos presupuestarios regionales por el recorte del gasto y de la recuperación parcial y posterior estabilización de los ingresos. Sin embargo, en 2014 y 2015 el déficit autonómico tiende a estancarse y las comunidades incumplen sus objetivos de estabilidad presupuestaria.

Finalmente, en 2016 y 2017 se produce un avance muy significativo en la reducción del déficit de las autonomías en un contexto de rápido crecimiento.