Las estimaciones del Servicio de Estudios del BBVA Research indican que la economía canaria creará entre este año y el siguiente 38.000 puestos de trabajo, reduciendo el paro al 17,5%. A finales de 2021 se alcanzarían los 970.000 ocupados en el archipiélago.

La economía canaria crecería un 1,1% en 2020 y un 1,8% en 2021. Ese año el PIB de las islas superará su nivel precrisis en casi 8 puntos, pero el PIB per cápita será aún 4 puntos inferior.

Estas perspectivas dependerán de la evolución del brexit y la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que parecen perder intensidad últimamente. Pero ahora hay que sumar la crisis del coronavirus. Se considera que el impacto será temporal y al parón económico le seguirá un repunte cuando la tasa de contagios se reduzca.

El debilitamiento de la economía canaria a lo largo de este año, con un aumento previsto del 1,1%, se debe al menor dinamismo del consumo de los hogares y de la demanda externa. Las exportaciones se han reducido un 6,1%.