En los últimos seis años, coincidiendo con la crisis económica, el número de autónomos ha crecido en 12.897 (12,2%) en las Islas.

Los trabajadores por cuenta propia llegaron a alcanzar los 113.144 en Canarias al final de 2008 y en tan solo dos años la cifra descendió hasta los 105.184. El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social perdió por tanto en ese tiempo 7.960 afiliados (-7%).

A partir de ahí, el volumen no ha hecho sino crecer año tras año hasta llegar a los 118.081 actuales.

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Canarias comenta que «personas con años de experiencia perdieron el empleo y para reintegrarse en el mercado laboral se vieron compitiendo con jóvenes que están bien formados y cuya contratación está bonificada”.

También la oferta ha ayudado a la reconfiguración del mercado laboral. La externalización de servicios ha crecido de forma exponencial en los últimos tiempos, multiplicando las oportunidades de negocio para los trabajadores por cuenta propia.