Desde que empezó el Estada de Alarma el pasado 15 de marzo y hasta el día 31 de ese mes, la Agencia Tributaria Canaria dejó de ingresar 177,7 millones de euros por los tributos del REF. Esto se traduce en una pérdida diaria de 10,5 millones desde el inicio de la cuarentena.

Hasta el 14 de marzo, la recaudación registraba la segunda cifra más alta de la historia, sobre todo por la subida medio punto del IGIC. En total, algo más de 338 millones.

Estos ingresos propios representan entre un 20 y un 30% del presupuesto del Archipiélago, frente al 8% de media que suponen en el resto de España. Las islas sufren de manera más sensible la paralización de la actividad y el desplome de la recaudación pública que azota a todo el país.

Por este motivio, el presidente regional no deja de insistir en que Canarias necesita un plan específico e inmediato.

La recaudación de los tributos del REF sumó 102,4 millones en marzo, perdiendo un 63,4% interanual. En el caso del IGIC, se recaudaron en marzo 86,4 millones, un 68% menos que en el mismo mes de 2019. El AIEM y los tributos especiales retrocedieron un 6%.