antoniorodUn referéndum sobre el derecho que tenemos todos los españoles, a decidir sobre el futuro de España.

Reflexionando, después de leído detenidamente mis argumentos, creo que debemos decidir qué España es la que conviene a todos.

El día de la Constitución José Manuel Soria López dice algo que a mí me enseñaron hace 76 años aproximadamente en el Colegio de San Ignacio de Loyola, (como se imaginaran los profesores eras vascos 100%); Soria dijo: «España es la nación más antigua de Europa, con más de 500 años de historia, y la primera que logró su unificación en el territorio Europeo. Un patrimonio colosal que pertenece al conjunto de los españoles, por lo que la soberanía nacional no se toca, ni se negocia, nos pertenece a todos».

Esta fue la España que llegó hasta la Transición.

Se encarga a unos Sres. altamente cualificados (a mi pobre entender) para que redacten los términos de la Constitución y se les llama los Padres de la Constitución.

Artículo 2: La Constitución se fundamenta en la «indisoluble unidad»  de la nación española, patria común e «indiviosible»  de todos los españoles, (a continuación viene lo que por muchos entienden fundamental, su derecho a independizarse ) y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades.

A esas autonomías, se les ha transferido parte de nuestra soberanía, pues tienen transferencias legislativas, en Educación, en Sanidad, en orden o autoridad y hemos creado lo que califica el catedrático don Tomás Ramón Fernández los 17 estaditos yuxtapuestos, un aparatoso tinglado inviable económicamente.

Al tener 17 parlamentos, han legislado creando una desigualdad manifiesta, que incumple el artículo 1 de la Constitución, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia,  la igualdad y el pluralismo político.

No creo que tenga que detallar las desigualdades, en Sanidad, en Educación, etc.; esa fantástica unidad que hemos tenido el privilegio de disfrutar durante muchos siglos, estamos a punto de perderla, pendiente de 3.000 votos porque luego vendría, la del norte de España. Esta situación es económicamente inviable, por la monumental estructura, por la gran industria de políticos, que al no está cualificados, precisan de muchísimos asesores y de personal de confianza, pues por lo visto, los fantásticos funcionarios que tiene la administración, todos de carrera, no son de fiar.

En el gráfico que acompaña este artículo verán el recorrido de la deuda, con nombre y apellidos (Fuente: Banco de España).

En los períodos de gobierno socialista, se incrementa siempre la deuda y lógicamente el paro.

Año 197:8 cuando España era la más antigua y era  una, teníamos una deuda del 12,1% del PIB; ahora con 17 nacionalidades, es del 99%.

Paro en 1978=6%, ahora 22% de momento, porque si perdemos la credibilidad conseguida por el Sr. de Guindos, y respaldada por este gran pueblo español, soportando estoicamente grandes sacrificios, puede empeorar nuevamente la situación.

No argumentemos que hemos sufrido una gran crisis, pues la misma crisis la han sufrido en nuestro entorno, veamos cifras de tasas de paro: España  21,60, Portugal  12,40, Italia 11,50, Francia 10,80, Eslovaquia 10,70, Eslovenia  9,10,  Suecia 7,20, Países Bajos 6,90 y Canarias 30%.Podemos también citar a un  país rescatado Irlanda: 8,90.

Nuestro problema, según Barea, son sus estructuras, y sería fácil de solucionar directamente por el pueblo soberano, que es en definitiva el que paga, y debe decidir, informándosele exhaustivamente.

Como el tiempo corre y ya ha empeorado ligeramente la prima y subido también ligeramente los intereses, es por lo que propongo el derecho a decidir de todos los españoles sobre

1) Volver a la España antigua y una de 1978.
2) Segunda vuelta en la ley electoral (que seamos en definitiva los  ciudadanos españoles, los soberanos, los que decidan entre que los que más votos saquen,  por consiguiente el que tenga el mayor respaldo y no componendas, sujetas a chantaje, pues es el pueblo el que en definitiva tiene que pagar).
3) Ratificar: monarquía parlamentaria (dos tristes experiencias republicanas, también dos tristes experiencias de dictaduras).

Referéndum ya de todos los españoles, por una España mejor.

Antonio Rodríguez Suárez, español nacido en Canarias.