El Parlamento de Canarias aprobó ayer el proyecto de ley de crédito extraordinario que permitirá aumentar el presupuesto autonómico en 107,7 millones de euros.

Esta cuantía procede del crédito extraordinario por valor de 29,7 millones y un suplemento de 78 más para los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias de 2016 y otras medidas de gestión presupuestaria.

62,3 millones se destinarán a devolver la paga extra de 2012 a los funcionarios autonómicos y de los 45 millones restantes, el 73% se derivará a servicios públicos fundamentales.

Entre ellos, se adjudicarán siete millones para la prestación canaria de inserción, lo que permitirá dar de alta a 2.800 nuevas familias, y 1,9 millones para ayudar a 299 familias de dependientes. Además, 12,6 millones irán a educación; 10,1 millones se distribuirán a la sanidad y 1,5 millones para reforzar la administración de justicia.

Asimismo, cuatro millones irán al sector primario para saldar las deudas con cargo al Posei.