El Consejo Económico y Social (CES) del Archipiélago, en su boletín de coyuntura del segundo trimestre del año, refleja que más del 25% de los negocios de las Islas no forma a sus empleados, según cifras de 2015.

El CES detalla que el 63,6% de las empresas canarias impartía actividades formativas en 2013, frente al 74,2% del conjunto del país, unos porcentajes que han evolucionado positivamente, pese a que Canarias se mantiene por debajo de la media.

En 2015, la proporción de empresas que formaban a sus trabajadores se acercó al 75%.

El porcentaje de empresas que detectan necesidades formativas entre sus asalariados se ha incrementado en el periodo estudiado, desde el 24,5% de 2013 hasta el 31,3% de 2015.

Las competencias más demandadas para la organización de cursos para los empleados están relacionadas con técnicas específicas del puesto de trabajo, de cálculo, comunicación oral o escrita y de atención al público.