Un 88% de los parados de Canarias carece de estudios superiores y, de ellos, un 35% solo poseen estudios primarios. De ahí que uno de los principales objetivos del Gobierno canario para este 2020 sea el de formar a las personas desempleadas para mejorar sus condiciones de acceso al empleo.

Estos datos se dieron a conocer en la presentación de la Oferta de Formación profesional para desempleados de 2019, que tendrá una subvención de 54,5 millones de euros. Es la mayor cuantía de la historia para la formación de desempleados en el Archipiélago.

La distribución de las cantidades por Islas se ha establecido de forma objetiva en función de los datos de parados de diciembre de 2018.

La subvención permitirá realizar 1.272 acciones formativas que beneficiarán a unas 25.000 personas en paro, el 10% de la población desempleada en Canarias.