Casi un 30% de los más de 21,5 millones de contratos firmados en España en 2017, unos 6,15 millones, se suscribió en el sector servicios y tuvo una duración inferior a un mes, según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El número de contratos firmados el año pasado se incrementó un 7,6% respecto a los casi 20 millones de 2016.

Del total de las contrataciones realizadas el pasado año, 1,2 millones fueron indefinidos y 19,5 millones, temporales, de ellos, 8,1 millones (37,8%) tuvieron una duración inferior a un mes.

Los contratos de alta temporalidad y destinados al sector servicios representan a tres de cada diez.

La mitad de los contratos del sector servicios y de muy corta duración, más de 3,4 millones, fueron eventuales y tuvieron una duración máxima de una semana.

En el resto de los sectores, la tendencia a los contratos de muy corta duración se diluye, con 933.019 en la industria (el 42% del total), 906.038 en la agricultura (29,5%) y 155.685 en la construcción (12%).

De los 21,5 millones de contratos totales en 2017, el 85% (18,6 millones) fueron eventuales por circunstancias de la producción o temporales por obra y servicio.

Las empresas más pequeñas, de hasta 25 trabajadores, son las que más recurren a estas dos tipologías de contratación, con 9 millones de contratos. También son las que más indefinidos hicieron, 740.866 (el 60% de los contratos fijos).