La Unión General de Trabajadores (UGT) reclamó ayer al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que excluya de la zona de gran afluencia turística a Las Arenas y Mesa y López. Esto les impediría abrir los comercios los domingos en temporada de cruceros.

En contra de lo que dicen las grandes áreas comerciales, UGT asegura que la apertura dominical de octubre a abril no representa beneficios para el empleo. El portavoz sindical expone que se firman muy pocos contratos y que son de tipo parcial, conllevando mayor precariedad y esclavitud.

Además, también asegura que sólo las zonas Puerto-Canteras, Triana y el centro comercial El Muelle pueden tener justificación en cuanto a la apertura dominical por sus particulares condiciones.