UGT ha reivindicado que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se eleve hasta los mil euros al mes, frente a los 707,70 actuales.

El sindicato considera “insostenible” que cerca de dos millones de asalariados españoles no lleguen a esta cantidad. Por este motivo, UGT presentó ayer la campaña “Ponte a mil”, con la que espera conseguir que ningún trabajador reciba un sueldo inferior a los mil euros.

Su propuesta llegará al Gobierno para que se tenga en cuenta en los próximos presupuestos generales del Estado, y también la hará llegar a la patronal para una posible negociación colectiva.