UGT Canarias ha solicitado oficialmente al Gobierno de Canarias que se revoque el permiso de apertura los domingos y festivos.

La razón de ser de esta apertura es la afluencia turística en determinados municipios de las Islas. Ante la actual situación de alerta, la organización entiende que mantener estas áreas comerciales abiertas solo contribuirá a aumentar la exposición innecesaria de los trabajadores. Para UGT, “la apertura de estos comercios sin turistas no tiene sentido”.

El sidicato recuerda que este sector es uno de los más expuestos al contagio.