El sindicato UGT estima que los nuevos pensionistas sufrirán en Canarias un descenso de su pensión del 7% en los próximos diez años.

Los pensionistas canarios se encuentran en mitad de la tabla del ranking nacional, con una prestación contributiva por jubilación de 1.000 euros de media. Ahora se enfrentan en estos años a una gran pérdida de poder adquisitivo.

Los sindicatos explican que los bajos salarios y las reducidas bases de cotización juegan en contra. A esto hay que añadir a los trabajadores que se han ido al paro con 55 y 56 años y que no están cotizando para sus futuras pensiones y la corta carrera laboral de los jóvenes que se incorporan muy tarde al mercado laboral.

Abogan por cambiar el sistema actual del cálculo de las pensiones para evitarlo.