UGT reclama sanciones elevadas para acabar con el mal uso de los contratos temporales, que representan el 80% del total que se firman.

El sindicato ha denunciado que los contratos de obra o servicio y eventuales, que acaparan ocho de cada diez contratos totales y nueve de cada diez temporales cada año, «cada vez duran menos y habitualmente suplen actividades estables».

El sindicato reclama la derogación de las dos últimas reformas laborales y que se adopten medidas eficaces para perseguir el fraude en la utilización de la contratación temporal, con sanciones importantes que disuadan de esta mala praxis del mercado laboral español.

En Canarias, de los 706.200 asalariados registrados en el tercer trimestre, el 67,1% contaban con un contrato de duración indefinida. El 32,9% tenían un trabajo temporal, el porcentaje más alto de los registrados en este trimestre desde el año 2008.