El 56,82% de los jóvenes canarios menores de 25 años está en paro, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de este año.

La cifra es diez puntos inferior a la de 2013, cuando la tasa de jóvenes en desempleo ascendía al 65,71%, su máximo histórico. Antes de la crisis, la tasa era del 22%.

Pese al descenso registrado desde 2013, el porcentaje continúa siendo muy elevado, ya que más de la mitad de los menores de 25 años que están en edad de trabajar no pueden hacerlo.

El desempleo juvenil eleva la tasa de paro general en las Islas al 30,3%.

Entre los chicos de entre 16 y 19 años el paro es de casi el 76%; baja hasta el 54% entre los de 20 a 24 años y ronda el 29% entre los 25 y 34 años. En cifras absolutas hoy hay 42.900 menores de 25 años en paro.

Desde que dejó de destruirse empleo en las Islas en el año 2013, se han creado en Canarias 49.200 empleos. De estos, el 6% (3.200 puestos) fueron para menores de 25.  Sin embargo, un año después se destruyó casi la mitad.

Hoy hay 2.400 ocupados entre los jóvenes de 16 a 19 años y 30.200 de 20 a 24 años.