La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha transformado entre enero y septiembre de este año 4.942 contratos irregulares y ha aflorado 3.018 empleos, de los que 2.121 no estaban dados de alta y 897 tenían una jornada inferior a la real.

El Gobierno de Canarias busca aflorar el empleo irregular para que «haya más y mejor» y se garantice que todas las empresas compitan en igualdad de condiciones, según indicó la consejera de Empleo. «Buscamos también que los trabajadores estén en las condiciones a las que tienen derecho, no solo en cuanto a salario y contrato, sino también en puesto seguros en los que se prevean eficazmente los riesgos laborales», indicó.

Entre los meses de enero y septiembre, en materia de relaciones laborales, se realizaron actuaciones para vigilar posibles conflictos como impagos de salarios, retrasos o abusos en materia de jornada. Se impusieron 128 infracciones en materia de control del tiempo en los contratos a tiempo parcial y 348 en cuanto al límite de horas extraordinarias.

En materia de prevención de riesgos laborales, se realizaron 8.070 actuaciones, se investigaron 423 accidentes y se impusieron 681 infracciones.

En la actualidad, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social cuenta en Canarias con una plantilla de 145 funcionarios, de los que 53 son inspectores de Trabajo y Seguridad Social y 38 subinspectores laborales escala Seguridad Social y empleo.

En este último trimestre las actuaciones se reforzarán temporalmente con 32 inspectores más en el marco del Plan extraordinario de la Inspección, impulsado conjuntamente por el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.