La Inspección de Trabajo y Seguridad Social contempla 5.720 órdenes de servicio este año, con el objetivo de mejorar la prevención de riesgos laborales.

La inspección se ocupará tanto de la investigación de los accidentes y enfermedades profesionales que se notifiquen como de las condiciones de seguridad en el trabajo, así como la gestión de la prevención que se realiza en las empresas.

Se trata de analizar todos los factores que han provocado un accidente, sobre todo mortales y graves, pero también los leves que con más frecuencia se notifican, para conocer las razones y evitar que se vuelvan a producir.