La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife teme que se estén agotando los impulsos que han recuperado el comercio en Canarias en los últimos años. La entidad solicita nuevos estímulos económicos, fiscales y presupuestarios para mantener la actividad y el empleo en el sector.

El comercio minorista canario ha moderado su ritmo de crecimiento en el segundo trimestre de este año a un 0,6% anual, menos que en trimestres anteriores, aunque se mantiene por encima de la media nacional del 0,4%.

Al cierre del primer semestre, el comercio alcanzaba los 157.513 ocupados y 34.979 parados, lo que supone 4.096 afiliados más y 1.594 parados menos que un año antes.