El Gobierno de Canarias cree que tendrá ingresos suficientes para su agenda social de 2020 gracias a las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica y la recuperación del medio punto rebajado este año al IGIC.

Si con esto no alcanzase, se buscarán otras medidas fiscales, como la subida del IRPF para los ingresos superiores a los 80.000 euros anuales, según idicó el presidente, Ángel Víctor Torres.

Otras modificaciones previstas por el Gobierno regional son la renta de ciudadanía, el desarrollo de la Ley de Servicios Sociales o la lucha contra la crisis climática.

Torres indicó que «buscarán todos los ingresos necesarios» para contar en 2020 con un presupuesto regional «verdaderamente social y sostenible».