El Gobierno ha remitido a Bruselas su Plan Presupuestario de 2021, con el que espera aumentar los ingresos públicos en 33.447 millones de euros respecto a 2020.

Para lograrlo se aplicarán varios cambios fiscales, como la creación de la tasa Google o la subida del IVA a las bebidas azucaradas. También se creará un impuesto sobre envases de plástico de un solo uso.

Asimismo, habrá un alza de las pensiones.

El Plan Presupuestario de 2021 marcará un techo de gasto histórico de 196.097 millones de euros.