Las empresas de las Islas tan sólo ejecutan el 2% del gasto en I+D+i y reciben menos del 0,5% de la financiación fiscal, a pesar de que Canarias triplica en deducciones por innovación al resto de España.

Estos datos contrastan con el descenso del desempleo en el sector industrial, que bajó en 273 personas en abril con respecto al mes anterior, mientras la producción en marzo se incrementó un 0,4% con respecto al mismo mes del año pasado.

Esto implica que no están rentabilizando este beneficio fiscal a pesar de su atractivo y que tampoco están siendo competitivas ni innovando, lo que le puede salir gratis al ahorrarse hasta un 75% de los gastos en I+D.

De las 15.748 compañías que declararon haber realizado tareas de innovación en España, 377 fueron de Canarias, con un gasto de 54.923.000 euros, un 0,4% del total y un descenso del 14,3% con respecto al año anterior.

De las 500 empresas canarias consideradas innovadoras, sólo aplican deducciones fiscales alrededor de 70, es decir, un 14%.

Los principales motivos por los que se desaprovechan las ventajas fiscales en innovación son el desconocimiento y la dificultad de identificar qué actividades son innovadoras, el miedo a las inspecciones y la complejidad del proceso de solicitud y tramitación de ayudas públicas a la innovación.

Cualquier empresa que realice proyectos con un componente de innovación tecnológica puede acogerse a esta deducción, independientemente de su tamaño o sector en el que opere. En caso de no poder aplicar la deducción en el ejercicio por insuficiencia de cuota, puede aplicarse en los 18 años posteriores, o capitalizarla solicitando su abono. Su efecto fiscal es inmediato y se genera en el Impuesto.