La organización Sindicalistas de Base (SB), surgida tras la escisión de Comisiones Obreras Canarias, inauguró ayer su nuevo local en Santa Cruz de Tenerife. Su secretario general, Salvador Viñas, señaló que de momento cuentan con 800 delegados y más de 1.800 afiliados.

Durante los dos próximos meses, SB tiene previsto abrir sedes en Morro Jable (Fuerteventura) y Las Palmas de Gran Canaria.

El 90% de la representación proviene de los sectores del comercio y la hostelería, y se trabaja con representantes de las actividades agroalimentaria e industrial, que también tienen la intención de sumarse al proyecto.

El objetivo de SB es seguir creciendo, mientras muestran su grata sorpresa por el hecho de que en muchos centros de trabajo gente de Comisiones Obreras se haya pasado a este nuevo proyecto.