El Gobierno de Canarias concederá ayudas por valor de siete millones de euros a jóvenes empresarios del sector primario que quieran iniciar una explotación agrícola o ganadera.

Las ayudas están dirigidas a emprendedores menores de 41 años, que recibirán hasta 70.000 euros a fondo perdido para comprar o arrendar una finca y poner en marcha infraestructuras agrícolas o ganaderas.

De momento, 146 personas han solicitado las ayudas, que podrían aumentar su cuantía si el número de solicitantes supera lo establecido.

El consejero de Agricultura, Narvay Quintero, destacó que en Canarias hay 140.000 hectáreas de suelo de interés agrario, de las que 80.000 están en desuso y la intención es recuperar la mayor parte posible. El sector primario apenas supone el 2% del PIB del Archipiélago y durante la crisis ha perdido mucho empleo y suelo cultivado.

El presidente autonómico, Fernando Clavijo, defendió la necesidad de ayudar a los jóvenes que quieren dedicarse profesionalmente al campo, ya que la población que se dedica a ello está muy envejecida, con una media superior a los 55 años.

El objetivo de las ayudas es crear empleo y reducir la dependencia alimentaria que Canarias tiene del exterior, que alcanza el 90%.