Uno de cada tres jóvenes en el Archipiélago canario querría abrir su propio negocio, pero el 71,7% de ellos considera que hoy en día es muy difícil montar una empresa, según la II Encuesta Adecco Jóvenes Emprendedores.

Nueve de cada diez encuestados creen que no existen suficientes ayudas públicas para financiar nuevos negocios, aunque la mayoría de ellos reconoce no estar familiarizados con las posibilidades de financiación que hay para los emprendedores (74,2%).

Según la encuesta, el 39,7% de los canarios menores de 30 años preferiría trabajar por cuenta propia, frente al 60,3% que escogería tener un empleo por cuenta ajena. Un porcentaje ligeramente superior al registrado a nivel nacional, donde son el 39,3% de los jóvenes quienes quieren emprender.

Las mujeres canarias querrían emprender  en mayor medida que los hombres (57,2% de ellas frente al 52,5% de ellos) igual que son los jóvenes de entre 25 y 30 años los más dispuestos a hacerlo (62% frente al 37,9% de los que tienen entre 18 y 24 años).

Atendiendo a la situación laboral actual de los encuestados, el 64,2% de los jóvenes desempleados en Canarias montaría su propio negocio si pudiera.

Para el 39,7% de los jóvenes que sí querría tener su propio negocio, las principales razones para pensar así son, en primer lugar, la ilusión de hacer algo propio (23,6% de respuestas), porque han detectado una oportunidad empresarial que puede tener éxito (18,2%) y para tener independencia personal (17,6%).

Los jóvenes que prefieren trabajar por cuenta ajena alegan para ello razones como tener un empleo estable (23,3% de respuestas), un sueldo fijo y regular (18,6%), pero también la falta de financiación para emprender (16,3%) o por la protección de la Seguridad
Social (12,1%). El miedo al fracaso (9,8%) y poder tener un horario fijo (7,9%) también son importantes frenos para no emprender.

La falta de capital para poner en marcha el negocio es otro de los principales obstáculos que aducen los encuestados para no emprender (40,3%).