El informe Situación España del servicio de estudios del BBVA indica que la creación de empleo se contuvo entre una y cuatro décimas por el alza del SMI. Esto supone la pérdida de 45.000 empleos que se hubieran generado de no haberse elevado.

Canarias sería una de las regiones donde tuvo mayor impacto la subida del SMI, ya que es de las que más población con sueldos mínimos tiene.

El comportamiento menos favorable del empleo se dio entre los jóvenes y el sector servicios.

BBVA Research explica que el SMI ha aumentado la renta y esto ha acelerado el consumo del 1% al 1,5%.

De cara a futuros incrementos, BBVA pide que se hagan de forma gradual para que las empresas puedan adaptarse a la subida de los costes.

El informe también advierte de la necesidad de ligar las subidas del SMI a la productividad.