Los sindicatos de estibadores han decidido retrasar nuevamente el inicio de la huelga para hacer coincidir su arranque con el día en el que comenzará la tramitación parlamentaria del Real Decreto Ley de reforma de la estiba. Será el viernes 17 de marzo.

El arranque estaba previsto para mañana, viernes 10, por lo que el nuevo calendario de paros afecta a los días 17, 20, 22 y 24 de marzo, en las horas impares.

El retraso de la huelga también se debe a la propuesta de la patronal Anesco, que ayer se comprometió a garantizar los puestos de trabajo fijos de los actuales estibadores a cambio de que el colectivo se comprometiera a aumentar su productividad.

Por su parte, los sindicatos propusieron que los ministerios de Fomento y Empleo y Seguridad Social promuevan el diálogo para alcanzar una legislación negociada.

Las partes volverán a reunirse la próxima semana.