Esta semana se iniciaron las obras del parque marítimo que estará situado entre el muelle de Santa Catalina y el Arsenal. Se empezó a retirar parte de la escollera situada junto a la marquesina, para construir en su lugar un solárium, una piscina y cinco comercios. Las obras, que han sido adjudicadas por 713.000 euros, se espera que estén finalizadas a principios de 2016.

La primera fase de esta construcción consiste en adecuar la escollera para después comenzar a fabricar una grada de tres plantas.

Una estructura de madera con forma triangular con la que se rendirá homenaje a la Vela Latina Canaria ocupará los 6.392 metros cuadrados de la superficie. La plataforma estará dividida en tres niveles. En uno de ellos se continuará con el actual paseo, mientras que los otros dos escalones estarán situados en niveles inferiores.

El parque marítimo está pensado para que se convierta en un lugar polivalente en el que los ciudadanos puedan realizar actividades como tomar el sol en un solárium, practicar la pesca en uno de los tramos del paseo, disfrutar de un concierto en un escenario o esperar a la guagua turística en una parcela acotada. Además, se creará un mirador desde el que poder contemplar la llegada y salida de los cruceros que atracan en el muelle de Santa Catalina. Del actual paseo sólo se mantendrá la marquesina.

También habrá una piscina pública de agua marina con hamacas, vestuarios y aseos. Asimismo, se construirán cinco comercios.