Hoy finaliza el confinamiento de Reino Unido y las aerolíneas han duplicado sus plazas con Canarias. Sin embargo, no se observa incremento en las reservas.

Se considera clave que España autorice los test de antígenos para acceder al Archipiélago, pero de momento no es así y las reservas siguen paradas.

Las compañías aéreas, por si acaso, están ya preparadas por si se produce un cambio en la situación y crece la demanda. Noviembre cerró con 87 conexiones semanales entre Gran Bretaña y Canarias, pero el año terminará con 208.

Desde la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) se sigue defendiendo que la negativa del Gobierno a validar los test de antígenos terminará de rematar al sector.

Mientras tanto, las empresas solo tienen a las Islas como el único destino europeo cercano operativo. Es más caro tener los aviones en tierra que moverlos con baja ocupación, pues las pérdidas se reducen mínimamente.