La reunión entre Canarias y Madrid sirvió para desbloquear el decreto con el que el Gobierno de Canarias puso fin a los concursos públicos como fórmula para adjudicar potencia eólica.

El marco normativo estará definido antes de terminar el mes de septiembre, lo que permitirá la puesta en marcha inminente de proyectos de energía eólica que suman 213 megavatios.

El Ejecutivo regional modificará varios artículos y derogará el que determinaba la consideración de autoconsumo de las instalaciones eólicas.

El decreto es una alternativa a la adjudicación de potencia eólica por la vía de los concursos, método por el cual ninguno de los 440 megavatios adjudicados en la convocatoria de 2007 salió adelante.

Se estima que el nuevo acuerdo permitirá multiplicar por 2,5 los megavatios de potencia eólica instalados hasta el momento, sumando 213 a los 140 actuales.

Los promotores no estarán obligados a tener autorización administrativa si desean acogerse al cupo de 450 megavatios que tendrán derecho a recibir los 86 euros por megavatio hora generado.

La apertura de este cupo se hará efectiva en un plazo muy breve y son esos 213 megavatios los que están en disposición de acogerse. Los proyectos que suman dicha cantidad cuentan con declaración de impacto ambiental y solo resta una vía a través de la que obtener potencia, la que se abre con este acuerdo.