El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconoció ayer que la crisis derivada de la pandemia afectará con más fuerza a Canarias y adelantó que se tomarán medidas proporcionales a la situación de las islas.

«La respuesta, al igual que la del conjunto de las administraciones públicas, tiene que ser proporcional y adecuada al impacto de la crisis en cada territorio», dijo el presidente en el Congreso.

La singularidad canaria se reflejará en todas las medidas que se articulen para mitigar la crisis.

El Gobierno regional ya negocia con el Ministerio de Hacienda una salida singularizada a la crisis financiera. Usar el superávit o que se permita el endeudamiento se da por hecho. Además, Canarias exigirá a Madrid la restitución de los ingresos fiscales perdidos por las administraciones públicas de las Islas.