El presidente de Canarias en funciones, Paulino Rivero, reclamó ayer al Ejecutivo comunitario 6.300 millones del plan de inversión europeo promovido por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dotado de 315.000 millones para las islas.

Rivero explicó que los 6.300 millones de euros es una parte de «un fondo de reserva especial» que en su totalidad alcanza los 12.600 millones para financiar proyectos en las regiones ultraperiféricas, calculado en función de la población.

El presidente participó en la sesión plenaria del Comité de Regiones de la Unión Europea (UE), donde el propio Jean-Claude Juncker presentó su plan de inversión.

Rivero defendió esta reserva especial de fondos porque de lo contrario las regiones más alejadas de la UE «difícilmente» podrán optar a los fondos para proyectos «que puedan tener la consideración de estratégico para el conjunto de Europa». «Si no hubiera demanda suficiente» para que las regiones ultraperiféricas consuman los fondos de la reserva de 12.600 millones, el excedente «pasaría al fondo general».

El presidente también destacó que si no se crea esta reserva, se incurrirá en «una contradicción» si las regiones ultraperiféricas que tienen «más tasa de desempleo no pueden beneficiarse de estos fondos».