El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, exhorta a las instancias del Estado a «no mirar para otro lado cuando a los canarios se nos hace cada día más difícil desplazarnos» y apoyar la reforma de los aspectos económicos del Régimen Económico y Fiscal (REF) una vez que les sea remitido por el Parlamento de Canarias la próxima semana. La norma se aprobará en la sesión plenaria de los próximos días 14 y 15 y el objetivo es que las Cortes la incluyan en el bloque constitucional de forma equiparable a los fueros vasco y navarro.

Rivero recuerda que la conectividad de las Islas ha sido uno de los motivos que han tensado las relaciones de su Gobierno con el Ejecutivo central esta legislatura.

«Algo tan de sentido común como reconocer y atender las especificidades de un territorio insular, fragmentado y alejado del continente, no para dotarlo de privilegios, sino para garantizar a sus ciudadanos los mismos derechos que el resto, ha sido uno de los principales motivos de desencuentro entre Canarias y el Gobierno de Rajoy», reconoce el mandatario canario. Rivero mantiene que es necesario que «asuntos como las tasas aeroportuarias, los descuentos a residentes, el precio de los billetes o el transporte de mercancías» no queden a la suerte del color o de la sensibilidad del Gobierno central de turno.

Por ello, el documento del REF pactado con las organizaciones empresariales y sindicales y los partidos con representación parlamentaria incluye en su articulado la obligatoriedad de fijar precios máximos de referencia para los billetes de avión y evitar así el encarecimiento sufrido desde 2012, la posibilidad de declarar de servicio público rutas vitales para las Islas o crear incentivos para la apertura de otras nuevas.