El fin del sistema de semáforos por parte del Reino Unido ha hecho crecer las reservas turísticas hacia Canarias, según indican turoperadores, patronales y empresarios de las islas.

Desde el lunes, los visitantes británicos solo tendrán que presenten un test de antígenos a los dos días de haber regresado a su país.

Los turoperadores del país han puesto ya en el mercado el 80% de las plazas aéreas que tenían en 2019. Entre noviembre y marzo serán 2,2 millones de plazas.