El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega, se reunió ayer con el embajador de Marruecos en España, Mohammed Fadel Benyaich, mostrándole la «gran oportunidad» que supondrá la línea de Tarfaya para ambos territorios.

También se le transmitió al embajador la importancia de estrechar la colaboración entre ambas regiones para intensificar el comercio, así como la presencia de empresas canarias en el país.

Ortega resaltó que la línea de Tarfaya «es una gran oportunidad para que empresas del Archipiélago intensifiquen su presencia en el país».

Informó de que las relaciones entre Canarias y Marruecos se concentran en la conectividad y la dinamización empresarial.

Ortega indicó que el futuro desarrollo económico de Canarias «pasa por mirar hacia el África Occidental», aprovechando la oportunidad para que las empresas canarias inviertan en Marruecos, y para que también las islas sirvan de plataforma para otros países que quieren invertir allí.

Actualmente, Marruecos es el tercer cliente de productos de Canarias en África, con el 8,87% de las exportaciones al continente, sólo por detrás de Senegal y Mauritania.

Los principales productos canarios que se exportaron a Marruecos en 2015 fueron los energéticos y los bienes de equipo, que supusieron el 81,89% del total exportado, con un valor de 1,3 millones de euros.