El Estado cerró 2018 con una recaudación récord en Canarias, según los datos de la Agencia Tributaria (AEAT). Durante el ejercicio pasado los ingresos por los impuestos estatales ascendieron en el archipiélago a 2.896,7 millones de euros, casi 500 millones más que en 2007, antes de la crisis. En el último año la recaudación creció un 7,4%.

El Estado ingresa en impuestos en las islas 1.000 millones más que en los peores ejercicios de la crisis.

La recaudación por impuestos directos ascendió en 2018 a 2.492,3 millones de euros, un 7% más que un año antes. El IRPF fue el tributo que más aportó, con 1.837,5 millones (+7,3%).

El Impuesto de Sociedades alcanzó los 485,6 millones (+6,4%).

En cuanto a los impuestos indirectos, la recaudación creció este año un 10,4% hasta totalizar 362 millones, el doble que en 2007.

La recaudación de los impuestos del REF y que ingresa el Gobierno de Canarias también siguió creciendo a lo largo de 2018. Por el IGIC se ingresaron 1.513,6 millones, cifra máxima histórica.